a3i_Logo_breve_max.jpg

Ars Inveniendi

Ars Inveniendi  es -en latín- el “arte de la invención”.

Los orígenes del concepto están en una obra de Ramon Llull ( circa 1233-1315), Ars compendiosa inveniendi veritatem  (una versión reducida de lo que sería su Ars Magna) y está relacionado con un intento de formalizar en un lenguaje basado en la combinatoria, reglas universales para todo tipo de conocimiento.

Este intento (y el propio concepto) serían retomados en el siglo XVII por Leibnitz, reconocido como “el último genio universal”, pensador, filósofo de la ciencia y el conocimiento, e  inventor del sistema binario, fundamento de toda nuestra actual digitalización.  

Hoy, muchos siglos después, el hombre parece haber aprendido que el conocimiento no viene de ninguna revelación mágica ni de un método universal válido para todo, y que la experiencia (incluso fallida) y el aprendizaje que ella nos deja, son lo que nos puede hacer mejores en cada una de nuestras actividades.

Pero la clave para esa mejora, es precisamente la ars inveniendi: la capacidad de innovación, de crear a partir de lo experimentado, de generalizar las experiencias concretas en conocimiento aplicable a otros ámbitos.

Esa es la filosofía que A-3i aplica en sus negocios. El incluir el nombre, un simple homenaje a la aspiración constante por aprender e innovar.